Cardenal Caffarra: “No podemos permanecer callados”…”Este es el último reto que el diablo lanza al Dios Creador, diciéndole: “te voy a mostrar cómo construir una creación alternativa a la tuya y verás que los hombres dirán: es mejor así. Tu les prometes libertad, yo les propongo ser árbitros. Tu les das amor, yo les ofrezco emociones. Quieres justicia y yo, plena igualdad que anula cualquier diferencia”.

¡Si eres Católico, Compàrtelo!

cardinal-caffarra

 

El cardenal Carlo Caffarra discutió largamente sobre la ideología de género, el ‘matrimonio’ homosexual y la ‘ glorificación de la homosexualidad “que siempre anuncia el final de la civilización, en una entrevista que dio al diario italiano Il Tempo al día siguiente de la marcha a favor de la familia en Roma el 20 de junio.

 

“Varias ideas han cruzado mi mente con motivo de la moción aprobada por el Parlamento Europeo. La primera es esta: es el fin. Europa está muriendo. Tal vez no tenga ganas de vivir, porque no hay ninguna civilización que sobrevivió a la glorificación de la homosexualidad. No quiero decir el acto homosexual. Estoy hablando de la glorificación de la homosexualidad. Y podríamos decir: se pudo observar que ninguna civilización ha ido hasta a proclamar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, debemos recordar que la glorificación no se limita solo al matrimonio. En varios pueblos la homosexualidad era un acto sagrado. De hecho, la palabra usada en Levítico para juzgar la glorificación de la homosexualidad por el rito sagrado es la de “abominable”. Ella tenía un carácter sagrado en los templos y en ritos paganos.”

 

“Delante de esos hechos siempre me pregunto: pero ¿cómo es posible que en la mente del hombre se pueda oscurecer tales  evidencias básicas, ¿cómo es esto posible? Y recibí esta respuesta: esto es una obra diabólica. Literalmente. Este es el último reto que el diablo lanza al Dios Creador, diciéndole: “te voy a mostrar cómo construir una creación alternativa a la tuya y verás que los hombres dirán: es mejor así. Tu les prometes libertad, yo les propongo ser árbitros. Tu les das amor, yo les ofrezco emociones. Quieres justicia y yo, plena igualdad que anula cualquier diferencia”.

 

(…)Es un círculo vicioso porque una parte de las leyes parecen reducirse, precisamente, ser un registro de los deseos. Esto es lo que crea inevitable el conflicto social, una lucha por la supremacía de los más poderosos sobre los más débiles, es decir, la corrupción de la idea de bien común, del bien público. Entonces tratamos de resolver las cosas con leyes y olvidamos que nunca habrá leyes tan perfectas que al ejercer de las virtudes se vuelva inútil. Nunca las habrá. En este sentido, en mi opinión, nosotros pastores, tenemos una gran responsabilidad para permitir el alejamiento cultural de los católicos en la sociedad.(…)

 

“Si guardamos silencio contra tal cosa, seremos responsables conjuntamente de la grave injusticia hacia los niños, que han sido transformados de sujetos de derecho que eran, como cada ser humano, en objetos de deseo de los adultos. Volvimos al paganismo, donde el niño no tenía derecho. Era sólo un objeto “a disposición de” Y así, repito, en mi opinión es una iniciativa que debemos apoyar, no podemos permanecer callados.” (…)
Artículo Campagne Québec vie Traducción y edición libre CM

¡Si eres Católico, Compàrtelo!

4 pensamientos en “Cardenal Caffarra: “No podemos permanecer callados”…”Este es el último reto que el diablo lanza al Dios Creador, diciéndole: “te voy a mostrar cómo construir una creación alternativa a la tuya y verás que los hombres dirán: es mejor así. Tu les prometes libertad, yo les propongo ser árbitros. Tu les das amor, yo les ofrezco emociones. Quieres justicia y yo, plena igualdad que anula cualquier diferencia”.

  1. María del Socorro Rivera Martell
    13 julio 2015 a las 8:32 am

    Nosotros somos la Iglesia, como cristiana católica protestó enérgicamente en contra de la educación de género en las escuelas donde se pretende demostrar que es normal ser transexual, homosexual bisexual o heterosexual. Protestó en contra de la adopción entre homosexuales porque sólo la familia constituida como Dios la formó puede ser el seno de la formación de las generaciones. Pido reespeto a los que por razones de la naturaleza, nacen con inclinaciones diferentes, Dios también nos manda amarlos, pero es muy diferente a quienes hacen escándalo utilizando su cuerpo. Una monos en oración y hagamos una fuerza para exigir libertad en el derecho de educar a nuestros hijos.

    1. Cristina Cerdán
      4 octubre 2015 a las 10:20 am

      Protesta, protesta….
      El amor de Dios llega a todos, sea ideología, sea lo que sea. Vosotros los tan católicos, que defendéis hasta a los asesinos, a los que se les perdona todo con una confesión, no perdonáis al amor, amor entre dos personas es amor sean hombres o mujeres. Hay maridos que matan a sus espisas…que familias más bonitas ¿Verdad?, el maltrato está a la orden del día y son mujeres en manos de hombres…familia? Ja!
      Cuantos casos ocultos de homosexuales en la Iglesia Católica, una hipocresīa señora, es lo que hay….u
      Ni soy cristiana católica, ni lesbiana, estoy felizmente casada desde hace 39 años, dos hijos sanos y trabajadores, no homosexuales, pero si lo fueran no me importaría, porque en mi vida orevalece el AMOR, el respeto a la libertad y familias felices sean del sexo que sean…. Muy buenas

      1. MARÍA DEL SOCORRO RIVERA MARTELL
        4 octubre 2015 a las 5:52 pm

        ¡Claro que Dios ama a todos! es más, como buen padre ama más a quien más lo necesita. Estoy de acuerdo que no importa quien eres para Dios.
        Digo no a la educación que quieran impartir donde la moral no importa. Respeto y pido todos los días por todos los hombres y mujeres del mundo, pero al niño debe educarse como niño.
        Bendito sea Dios por tu matrimonio, donde el amor es lo único que lo hace fuerte. Felicidades, sigue así hasta que la muerte los separe. Un abrazo.

      2. admin
        7 octubre 2015 a las 8:22 am

        El amor de Dios es para todos los hombres, así pues el estableció la relación hombre mujer para su plan divino. La prueba es que las relaciones homosexuales son estériles. ¿Dios se equivocó? Ahora bien se defiende al pecador, más no al pecado y todo lo que ofende a Dios es pecado. El hecho de haya homosexules en la iglesia y no estemos de acuerdo con ello no nos hace hipócritas. No estamos de acuerdo con ningún tipo de fornicación pues va contra el sexto mandamiento. En lo referente a su visión del amor le decimos que el amor no es un dejar hacer, dejar pasar, sino la corrección oportuna para la salvación de nuestros seres querido… Dios la haga ver su error y la bendiga en abundancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *