Polonia: Bebé que nació vivo tras un aborto fallido lloró durante una hora, los doctores lo dejaron morir.

Un hospital público de Polonia fue acusado por haber dejado morir a un bebé viable porque éste tenía el síndrome de Down, según «The Global Dispatch»
Los testigos dijeron que el bebé lloró y gritó durante una hora antes de morir. Los reportes no indican si fue niño o niña.
El hospital negó las acusaciones.
El aborto es ilegal en Polonia pero hay excepciones en casos de violación, sí la vida de la mamá está amenazada o si el niño tiene una desventaja severa e irreversible. El caso del síndrome de Down pertenece a la última categoría si el embrión no es viable (antes de las 24 semanas de gestación).
Un caso similar ocurrió en 2014 en Varsovia pero la niña fue salvada.

Del sitio www.Lifenews.comTraducción y edición libre Cm por PHG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *