El Ave María de un niño. (Testimonio)

¡Si eres Católico, Compàrtelo!

20130606-114345.jpg

Origina Revista en francés Vers Demain
Traducción y redacción libre P.G.
No hay que olvidar este sábado se celebra la FIESTA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA.
Un niño protestante de 6 años de edad, escuchaba a sus campañeritos católicos rezar el “Ave Maria”. Le gustaba tanto, que se aprendió de memoria y comenzó a rezarlo todos los días. Orgulloso de esto, se lo dijo a su madre y esta desesperada le dijo: “no lo digas más, es una superstición de los católicos que adoran los ídolos y creen que María es una diosa.
Desde ese día, el niño, no rezó más y se concentró en la lectura de las Escrituras. Un día vio el pasaje de la Biblia sobre la Anunciación, emocionado se la mostró a su madre y le dijo” Mira, mamá las palabras de mi oración estan aquí! ” Dios te salve Maria, llena eres de gracia, el Señor es Contigo… ¿Ves las palabras de Elisabeth a María?, “¡Bendita eres entre todas las mujeres !… Y además ¡mira! ¡Las alabanzas a María en el Magnificat! …Mamá ¿porqué dices que todo esto es superstición?
Sin decirle nada a su madre, retomó la costumbre rezar el “Ave María”. Cuando tuvo 14 años oyó una conversación, en su casa, en la que escuchó, que todos decían que María, era una mujer como cualquier otra, entonces,él reaccionó inmediatamente y respondió:
¡No! Ella, fue la madre de Jesús , además, en la Sagrada Escritura dice: “todas las mujeres me llamarán bienaventurada! Ustedes desprecian lo que Dios dice con claridad, Ustedes piensan de manera diferente a la Biblia.
Su madre temía lo peor, que su hijo querido se convirtiera, un día, a la religión de los papas. Tenía razón, después de haber estudiado y comparado las dos religiones, su hijo escogió acogerse a la religión católica y se convirtió en un apóstol incansable.
Mas tarde, él vuelve a ver su hermana, que está casada. Ella comienza a insultarlo y le dice”¿sabes como quiero a mis hijos? Pues bien, si uno de ellos se volviera católico, preferiría, enterrarle una espada en el vientre, antes de verlos metidos en la religión de los papas.
Poco tiempo después de esta conversación, su hermana ve a su hijo enfermar gravemente. Los médicos no le dan ninguna esperanza de vida. Entonces, Nuestro católico, se acerca a su hermana y le dice con dulzura: “querida hermana, si quieres que tu hijo se alivie , has lo que te voy a decir”…. “Sígueme y recita conmigo un Ave María, promete a Dios que si hijo se cura, tu vas a estudiar a fondo la fe católica y -quien sabe- puede ser que con el tiempo, la adoptes.
La hermana, duda, pero siendo su única esperanza para salvar a su hijo, acepta el trato y reza el Ave María con su hermano. Al día siguiente, su hijo esta completamente curado y ella cumple a la letra su promesa, comenzando a estudiar la fe católica. Después de una larga preparación, ella ingresa a la Iglesia católica y le agradece a su hermano de he haber sido su apóstol.
Este testimonio es del Padre Tuckwell. Su homilía se terminó así: “hermanos y hermanas, el hombre que se convirtió al catolicismo y llevó a su hermana a hacer lo mismo:¡SOY YO!
Lo que soy se lo debo a Nuestra Señora. Ustedes también, no dejen pasar un día sin rezar un Ave María y sin recitar el Santo Rosario, además ,no olviden rezar por nuestros hermanos protestantes.

¡Si eres Católico, Compàrtelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *