Científicos pagaron a mujeres de escasos recursos en México para que queden embarazadas y que después someterlas a un aborto con fines de investigación científica …

Del Blog de Agustin Hamilton cqv.qc.ca fuente LifeSiteNews

En un controvertido estudio científico, los científicos pagaron a docenas de mujeres mexicanas para darles hiperestimulación con hormonas, inseminación artificial y hacerlas abortar unos días después de la concepción.

En el Hospital Punta Mita, cerca de Puerto Vallarta, una ciudad en la costa del Océano Pacífico de México, hasta 80 mujeres fueron sometidas a inyecciones hormonales de altas y peligrosas dosis para inducir la ovulación. Las mujeres fueron inseminadas artificialmente, según un informe de NPR, mientras que los bebés embrionarios resultantes fueron «expulsados» de los cuerpos de las mujeres y utilizados para la investigación científica.

Según el informe, los investigadores reportaron que los bebés embrionarios así concebidos eran tan saludables, incluso «más saludables», «genéticamente» que los concebidos por la técnica estándar de fertilización in vitro (FIV), que consiste en tomar óvulos de mujeres por medio de agujas especiales y luego las fertilizalos con esperma en condiciones de laboratorio.

Cuando las pruebas mostraron que no todos los bebés habian sido “desechados” en algunas mujeres, entonces, las sometieron a practicarse abortos quirúrgicos o químicos. Sin embargo, algunos de los bebés sobrevivientes fueron trasplantados al útero de otras mujeres, y otros fueron congelados.

No olvidemos los efectos secundarios de estas inyecciones hormonales:

El Dr. David Prentice del Instituto Charlotte Lozier también denunció la cuestionable ética del estudio. En una entrevista con LifeSiteNews, el Dr. Prentice dijo que la sobreestimulación hormonal puede tener efectos secundarios graves, incluyendo la pérdida de extremidades e incluso la muerte de las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *